Cerramientos de Aluminio: Cómo trabajamos

En nuestros cerramientos de áticos y terrazas podemos usar cualquier sistema de apertura y grado de calidad entre todos nuestros productos del catálogo, es decir podemos usar aperturas elevables, oscilo batientes, correderas, abatibles, etc., . Al igual que cualquier composición de vidrio.

Para comenzar la instalación de cualquier cerramiento de ático o cerramiento de terraza, primero se fabrica una estructura metálica de acero o aluminio dependiendo de sus dimensiones. Posteriormente se procede al montaje de los frentes y laterales a cubrir con el tipo de ventana de aluminio o sistema que hayamos elegido.

Por último nos centraremos en el cerramiento exterior del tejado, para el que podemos usar infinidad de productos como por ejemplo paneles sándwich en aluminio, vidrios templados o laminados de seguridad, policarbonato celular, etc…. Es muy importante el aislamiento interior del techo.

Tipos de materiales en el cerramiento de aluminio

Techos de vidrio laminado o templado:

Este tipo de material se usa cuando se requiere un gran grado de luminosidad, por lo que se usa la menor superficie metálica para respetar su estética y se suelen instalar laminares translucidos de 6mm+6mm con cantos pulidos para que no se partan debido a los cambios de temperatura.

Este tipo de cerramiento de aluminio tiene una gran ventaja de luminosidad y estética, y se recomienda instalar un toldo o algún sistema de control solar por debajo ya que los vidrios transmiten bastante calor en épocas de verano.

Por otro lado tiene el inconveniente de que no se puede instalar en su parte inferior un buen aislamiento térmico y acústico.

Techos de policarbonato:

Este tipo de techo es más económico que el vidrio y permite también la entrada de bastante luminosidad. También podemos ahorrar en la estructura debido a que es un material muy ligero y no la necesitaríamos.

Hay que tener en cuenta que es un producto más aislante que el vidrio pero con el paso de los años tendríamos que cambiarlo porque su deterioro es mayor.

Techos tipo panel sándwich:

Este tipo de techo llamado comúnmente «panel sándwich» se usa cuando necesitamos un fuerte grado de aislamiento térmico y acústico, pero renunciamos a la entrada de luz.

Los techos panel sándwich de aluminio consisten en dos chapas de aluminio lacado en un color a elegir y unidos por un núcleo de poliestireno extruido y se pueden usar de varios espesores, desde 20mm hasta 100mm.

También tenemos la opción de incorporar por la parte exterior una lámina acústica para atenuar el molesto ruido de la lluvia, y por encima de ésta terminar con una tela asfáltica (existente en varios acabados y colores) para igualar el color del tejado.

Por la parte interior de la vivienda se puede aislar por debajo del panel con fibra de vidrio o lana de roca y terminar con una plancha de pladur preparada para ser pintada, consiguiendo de esta manera el mayor grado de aislamiento acústico y térmico.