El ENAC es la Entidad Nacional de Acreditación, o lo que es lo mismo, el único Organismo Nacional de Acreditación designado por el Gobierno para poder operar en España.

Índice de contenidos

¿De qué se encarga?

ENAC tiene como principal objetivo el generar confianza en el mercado y en la sociedad en general, garantizando la calidad de los productos y servicios y la protección del medioambiente a través de la competencia técnica de los evaluadores de la conformidad acreditados.

De esta manera, contribuimos al aumento de la competitividad de los productos y servicios españoles y a una disminución de los costes para la sociedad debidos a estas actividades.

ENAC contribuye directamente a la seguridad y el bienestar de las personas. 

¿Cuáles son sus principios?

ENAC se basa fundamentalmente en 5 principios que garantizan su trabajo:

  1. Ausencia de ánimo de lucro
  2. Independencia
  3. No competencia
  4. Evaluación internacional
  5. Reconocimiento mutuo

Vamos a ver estos cincos puntos un poco más en profundidad:

Ausencia de ánimo de lucro: Al tratarse de una entidad “neutral” por así decirlo, ENAC asume la acreditación como una actividad cuyo principal fin no es aumentar los recursos de propietarios o miembros de la organización, ni sus bienes económicos.

Independencia: Para poder cumplir su código ético, ENAC es una entidad que atesora un alto grado de independencia.

No competencia: El reglamento europeo que regula la acreditación dice que solo puede haber un Organismo de Acreditación en cada Estado miembro, y dichos Organismos no podrán competir entre sí.

Evaluación internacional: El ONA u Organismo Nacional de Acreditación debe ser miembro de la Organización Europea de Acreditadores (EA) y deberá superar los procesos de evaluación que la EA establezca.

Reconocimiento mutuo:  Las autoridades nacionales deben reconocer la equivalencia de los servicios prestados por los organismos de acreditación que se hayan sometido con éxito al sistema de evaluación y deben aceptar los certificados de acreditación de dichos organismos y las certificaciones emitidas por los organismos de evaluación de la conformidad acreditados por ellos.

Una vez que hemos visto sus cinco principios, vamos a ver qué es y para qué sirve la acreditación.

¿Qué es la acreditación?

La acreditación es la herramienta establecida a nivel internacional para generar confianza sobre la correcta ejecución de un determinado tipo de actividades denominadas Actividades de Evaluación de la Conformidad y que incluyen ensayo, calibración, inspección, certificación o verificación entre otras.

Podemos decir por tanto que la acreditación es cualquier actividad que tenga como objetivo evaluar si un producto, servicio, sistema, instalación, etc. es conforme con ciertos requisitos.

Estos requisitos pueden estar establecidos de dos maneras:

  • Por ley.
  • Por la empresa u organismo que realiza la actividad.

Resumen

Podemos decir que, como empresa, nosotros vemos totalmente necesaria la acreditación de nuestros productos con ENAC, y/o con empresas qué han sido acreditadas por ENAC. 

Al ponernos en la piel de nuestros clientes, entendemos sus dudas a la hora de comprar un producto, al igual que nosotros, como clientes en otros ámbitos de nuestras vidas, también las tenemos.

Es por eso que os animamos a exigir que cada producto que compréis, no solo en Dabega, haya sido evaluado y aprobado por esta entidad.

Si queréis más información sobre ENAC, os animamos a visitar su sitio web.